“Yo soy el espacio en que todo puede ser escuchado. Soy el espacio en el que todo puede venir.”

Existe una poderosa energía que lo conecta todo si la reconocemos, la escuchamos y la abrazamos.

La persona es parte de la trama de la vida y su psique no se encuentra aislada o separada de su medio ambiente.

Habitualmente cuenta potencialmente con los recursos necesarios para afrontar los asuntos o situaciones diversas que le acontecen, aunque en ocasiones puede existir, en ella, tanto un estado de desorientación y/o malestar por la falta de un conocimiento inicial que sea suficiente para encontrar una solución a la situación o problema que le afecta, como una ausencia de capacidad, en ese momento, para encaminarse constructivamente hacia un estado que le permite tener una vida satisfactoria y plena.

En principio lo verdaderamente importante para ella será poder restablecer la conexión con su naturaleza y centrarse en como encontrar nuevamente su equilibrio natural.